Iscaro Mazza

EXPERIMENTO QUATERMASS

Este proyecto musical surge de la invitación del Cineclub Municipal Hugo del Carril (Córdoba) para musicalizar películas mudas. 
Dario escribió este repertorio para el film "La Pasión de Juana de Arco" para guitarra eléctrica, trombón, contrabajo y violín. 
Música de Cámara incidental que juega sensiblemente con el tango, la música contemporánea y el jazz. 
De esta experiencia surge esta formación que se presentó posteriormente en varias salas de la provincia de Córdoba y grabó en estudio al cabo de un año de creado. 
Ésta grabación nunca fue editada.

Reseña de CABEZA DE MOOG:

Experimento Quatermass es otro emprendimiento del talentoso músico Darío Iscaro, esta vez liderando un ensamble de cámara contemporánea dispuesta para crear ideas musicales que resisten cualquier encasillamiento, y regalando na muestra insolente de jazz de vanguardia: jazz rock combinado con Rock In Oposition más depliegues de tangos y milongas, música contemporánea y desarrollos tímbricos y sonoros emparentados a la música de cámara y con el lenguaje sinfónico más académico. En definitiva, un exquisito jazz fusión de experimentación, poético, profundo y con variados elementos y matices, donde en cada canción conviven distintas emociones y llevando al disco a un muy disfrutable viaje donde se transita por lo introspectivo, lo nostálgico, lo alegre, lo dinámico y hasta lo furioso, usando la música instrumental para decir tantas cosas, que no alcanzarían las palabras.

Una experiencia más que recomendable para quienes simple y llanamente gustan de la música hecha con compromiso: compromiso a la calidad, a la belleza, al buen gusto y a la experimentación. Música formidablemente escrita, es cierto, pero también hay que decir que por parte del ensamble está ejecutada con fidelidad y emoción, y donde además está esa cuota de tensión que siempre agregan las improvisaciones, porque si bien la estructura de los temas están ingeniosamente estructuradas, las improvisaciones juegan un papel fundamental y protagónico, como en cualquier trabajo liderado por el señor Iscaro.
Personalmente me gustó mucho este álbum, siendo además una obra muy original, lo más parecido a esta música que puedo recordar es La Máquina Cinemática, aunque en algunos tramos quizás esté más emparentado a travesías musicales más cercanas a Bubu o Uqbar. También debemos decir que en otros momentos los aires son más cercanos al jazz tradicional, la experimentación y originalidad cobran en este trabajo un completo protagonismo, siempre en progresión, en movimiento.
Para quienes no conocían el enorme talento del músico Darío Iscaro este álbum será un gran descubrimiento, un hallazgo feliz que permitirá conocer el resto de su obra publicada en este espacio. Para quienes ya seguían sus trabajos y su trayectoria, simplemente será una confirmación.
Completamente recomendado para oídos curiosos, y para los no tanto...